Excursion a Auschwitz desde Cracovia

Si deseas realizar una excursión a Auschwitz y no sabes cómo hacerlo, en este artículo te damos una serie de consejos para hacer más fácil tu visita al famoso campo de concentración polaco.

Preparativos y cómo comprar una entrada para visitar Auschwitz




La ciudad más cómoda desde la que emprender una excursión a Auschwitz es Cracovia. Desde allí tendrás autobuses que te llevarán directamente a los campos de concentración y te traerán de vuelta a la bella ciudad polaca.

Por otro lado, te recomiendo que contrates un paquete que incluya el transporte, la entrada a Auschwitz I, y un guía que te explique la historia del campo de concentración y al que le puedas preguntar cualquier cosa que se te ocurra. Por esta razón, la opción más recomendable es realizar este trámite desde la web de Civitatis. Lo puedes hacer desde tu país de origen y también puedes ver horarios y plazas que quedan libres para visitar Auschwitz. Desde mi propia experiencia te puedo decir que son profesionales y que no tendrás ningún problema con ellos.

Excursión a Auschwitz – Visitar Auschwitz IVisita a Auschwitz I. Entrada al campo de concentración

El primer campo que visitaremos será el conocido como Auschwitz I, tal vez el más famoso de los tres. Construido cerca del pueblo de Oświęcim, el complejo está formado por una serie de barracones de ladrillo donde los nazis recluían a los judíos y presos políticos. Este pueblo polaco pasó a llamarse Auschwitz durante la ocupación alemana, de ahí el nombre del complejo.

Entraremos al campo pasando por la famosa puerta con la frase “Trabajar os hará libres” en idioma alemán. De ahí nos dirigiremos al interior de alguno de los edificios, donde veremos algunos objetos personales de los presos. Algunos de los que más impacto producen son los zapatos, las maletas con los nombres y direcciones, y el pelo humano que los nazis usaban para confeccionar mantas y otras ropas de abrigo.Excursión a Auschwitz desde Cracovia

En algunos pasillos encontraremos fotos de sus ocupantes, con la fecha de entrada al campo y con la fecha de su muerte. Si nos fijamos con detenimiento, descubriremos que la mayor parte de los fallecimientos se produjeron durante los meses de invierno. Según avanzamos, podremos ver los baños que usaban, dónde dormían y las habitaciones que los oficiales alemanes usaban para administrar castigos.

En el exterior veremos tanto las torres de vigilancia, como los muros y vallas que los nazis utilizaban para impedir las fugas de los presos. Por otro lado, cada pocos metros nos cruzaremos con grupos de personas pertenecientes a todos los países del mundo. En ese momento descubrí una de las cosas que más impresión me produjo en Auschwitz I. Las miradas de tristeza de todos los que visitan este campo.Cámara de gas y hornos en el campo de concentración de Auschwitz

Para terminar, entraremos en la cámara de gas y en los crematorios. Veremos el hueco por donde los nazis arrojaban el famoso Zyklon B para acabar con la vida de los judíos. Sin duda, me sorprendió lo pequeña que era aquella habitación comparada con la cantidad de personas que murieron en ella. Por último nos dirigiremos a la salida para emprender el camino hacia Auschwitz II (Birkenau).

Consejos para visitar Auschwitz I

  1. Ten cuidado con los bolsos y demás objetos que llevas al campo. Hay que tener en cuenta que van a registrar tus pertenencias y no te van a dejar entrar con todo lo que mida más de un papel Din A4.
  2. Durante mi visita vivimos algún momento desagradable. Unos jóvenes que estaban en nuestro grupo bromeaban con cada cosa que veían. Procura tener respeto por lo que allí sucedió.
  3. Prueba el equipo que te prestan para poder escuchar todo lo que explica el guía que te asignen. Si algo no funciona, asegúrate de cambiarlo antes de empezar.
  4. Puedes realizar tu visita solo, sin ningún tipo de guía, con lo que podrás tomarte el tiempo que quieras para hacer el recorrido. Aun así, te recomiendo que reserves una excursión programada. Yo lo hice con Civitatis por medio de este enlace.

Excursión a Auschwitz – Visitar Auschwitz II (Birkenau)

Pronto el campo de concentración de las afueras de Oświęcim se quedó pequeñoVagón del tren que circulaba por la famosa vía de Auschwitz II Birkenau para albergar a los judíos y presos políticos que los nazis querían exterminar. Por este motivo, los alemanes empezaron la construcción de Birkenau, una gigantesca extensión de terreno donde aumentaría considerablemente la matanza de inocentes.

Supongo que conoceréis muy bien la entrada a este infame lugar, con la famosa vía del tren atravesando la puerta principal. Multitud de judíos llegaron por este camino al que iba a ser su lugar de ejecución. Detrás de estos muros y su torre de vigilancia, los alemanes clasificaban a los presos en válidos para trabajar y no válidos. Por desgracia, muchos de ellos fueron asesinados en las enormes cámaras de gas de Birkenau nada más llegar.Vista del interior de uno de los barracones donde vivían los judios de Auschwitz II Birkenau

Durante la visita a este horrible lugar, os encontraréis a menos gente que en Auschwitz I. Además tendréis que caminar mucho más. Daros cuenta de que, por ejemplo, las cámaras de gas ahora destruidas se encuentran al fondo del campo. No veréis mucho, los nazis se encargaron de dejar solamente los escombros de lo que fue su lugar de genocidio preferido. Aun así, entraréis en alguno de los barracones y comprobaréis como vivían los presos en este campo. En alguno de ellos, os llevaréis alguna sorpresa, al descubrir alguno de los dibujos que los alemanes dejaron pintar a los reclusos en las paredes.Dibujo en la pared de uno de los barracones de Auschwitz II Birkenau

Para terminar, también en el fondo del campo, podréis visitar el monumento en memoria de las víctimas del genocidio. Allí podréis leer algunos textos grabados en granito, aunque ninguno en español.

Consejos para visitar Auschwitz II (Birkenau)

  1. Es importante que uses calzado cómodo. Tendrás que caminar un buen tramo.
  2. En este campo no te registrarán en la entrada. El acceso es libre.
  3. Justo al lado de Birkenau encontrarás una tienda con artículos sobre el genocidio y la Segunda Guerra Mundial. Los librós están traducidos a varios idiomas, incluyendo el español.
  4. Es aconsejable seguir con el guía que te han asignado. Aunque en Auschwitz II no sea tan importante como en el que visitamos con anterioridad.

Conclusión

Creo sinceramente que visitar Auschwitz es obligatorio si pasas unos días en Cracovia. Es cierto que no tendrás momentos agradables mientras caminas por las instalaciones. Pero aun así, el conjunto que forman los dos campos tiene mucho peso histórico como para obviarlo. Además, creo que es bueno conocer cómo vivían los presos en aquellos barracones. Aunque sólo sea para darnos cuenta de todas las cosas horribles que sucedieron allí e impedir que algo así se repita.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.